• Bienvenidos al nuevo sitio de Fundación Finanzas Éticas
  • Email: info@finanzaseticas.net
Síguenos:

Diálogo accionarial con Inditex - Fundación Finanzas Éticas

El pasado mes de julio 2018, la Fundación Finanzas Éticas nos hemos reunido con la multinacional española Inditex en su sede central en Arteixo (A Coruña).

Tras un primer periodo de diálogo con Inditex podemos  decir en general que, por una parte, apreciamos la profusa información que  nos ha facilitado, y valoramos positivamente los Acuerdos Marco firmados con el sindicato Industriall para verificar condiciones laborales mínimas y prevención de riesgos en su cadena de suministro en todo el mundo y por el compromiso de abandonar el próximo año a los proveedores de viscosa que sigan contaminando. Mientrasl por otra parte, creemos que sigue habiendo asignaturas pendientes en relación a la transparencia fiscal (detalle de actividad y fiscalidad por país) y en dotar de más recursos para la ejecución de los acuerdos marco para que sean un instrumento realmente eficaz. Desgraciadamente los retos de la empresa son comunes a todo el sector del textil a pesar de las grandes luchas de los movimientos sociales, ambientales y sindicales a lo largo de las últimas décadas. La práctica de la deslocalización y subcontratación debilitan enormemente la calidad del trabajo e incrementan enormemente los riesgos socio-ambientales al deslocalizar también las responsabilidades de la empresa. Debemos además apelar a todo el sector a comprometerse especialmente con las condiciones de vida digna de los trabajadores subcontratados en países cuya legislación exige unos mínimos muy por debajo de los estándares éticos.

La reunión celebrada en julio en Arteixo, forma parte de la estrategia que la fundación nos hemos marcado en el sector textil, en concreto con la multinacional Inditex ya desde la primavera de 2017 cuando junto a Ecofi (la gestora de Fondos de Credit Cooperatif) enviamos a la empresa una serie de cuestiones consensuadas también con la Campaña Ropa Limpia, en relación a fiscalidad, derechos laborales y medio ambiente.
Finalmente con motivo de la convocatoria de Asamblea General y viendo todavía muchas de las cuestiones no suficientemente resueltas nos reunimos con la empresa, en representación propia (tras la compra de 5 acciones), así como en nombre de Ecofí y de la red Shareholders For Change.
A continuación presentamos los puntos tratados con la empresa durante la reunión y las valoraciones que hacemos desde el ámbito de activismo de la Fundación

Presencia en Paraísos fiscales
Consta información tanto en la memoria de actividades de la empresa en 2017 como en los papeles del Observatorio que la empresa opera en dos paraísos fiscales Mónaco y Macao. La empresa nos transmite que la razón de la presencia en estos países guarda relación exclusivamente con actividad comercial: la empresa dispone de venta online y venta a través de 1 tienda en Mónaco y 9 en Macao. En ambos países las actividades de venta online y presencial ocupan a un total de 37 personas en Mónaco y 180 en Macao. La memoria informa de los ingresos obtenidos en cada uno de estos dos países: 17millones de euros en Macao y 5 millones en Mónaco. La empresa no aporta información sobre los impuestos pagados en estos países, aunque declara que tampoco lo hace ninguna de las 35 empresas del ÍBEX. Consideramos que la respuesta de la empresa es insuficiente y seguimos insistiendo en la necesidad de publicar el volumen de impuestos pagados en estos dos países.

 

Actividad económica realizada en paraísos considerados nichos fiscales.

La empresa tiene contratados a 1.522 empleados en Suiza. En este país posee 42 tiendas pero además es un centro importante de importación de mercancías en Europa, actividad a la que se dedica  ITX Trading según las memorias de actividad de la propia empresa. También en Suiza hay una plataforma de venta online para todas las marcas del grupo y una empresa participada al 100% por la matriz para cada marca. También se encuentra una empresa, Tempe Trading, para la importación de calzado que actualmente se encuentra sin actividad. Y finalmente ITX Holding cuya única actividad es la gestión de la “cartera” de las propias empresas del grupo. 

Por otra parte Inditex tiene 77 tiendas abiertas en Holanda y tiene contratados a 2.673 trabajadores. Además de la actividad comercial, desde este país se facturan royalties al resto del grupo, aprovechando a nuestro entender, la débil fiscalidad de este país en este tipo de actividad económica. Según los informes que emite la propia empresa para 2017, además de la actividad comercial, en este país posee cinco  empresas dedicadas a gestión de la cartera, seis dedicadas a venta, tres a actividades financieras, dos dedicadas a servicios y otra a actividad inmobiliaria. La empresa por su parte defiende que esa actividad no está grabada en España y que por tanto no se produce ninguna práctica de elusión de impuestos, aunque tampoco justifica el motivo por el que se realiza desde Holanda.  Inditex señala por otra parte que la normativa fiscal en España no señala a Holanda como paraísos fiscales ni delimita el concepto de nicho fiscal; que la actividad desarrollada guarda coherencia con sus flujos económicos reales y no por creaciones artificiosas para reducir el pago de impuestos.

Sin dejar de apelar a un cambio en las prácticas descritas sí se debe señalar que la multinacional publica todas y cada una de las empresas que forman parte del grupo, el país en el que operan y el tipo de actividad que realizan.  En el caso de paraísos fiscales sí dan mayor información. También se da información sobre la tasa fiscal media y sobre la recaudación de impuestos. La empresa defiende que la carga fiscal total del 23%, superior a la que soporta  el sector porque mantiene un conjunto de actividades de alto valor añadido en España. Inditex ha publicado un portal de transparencia donde se da cumplimiento a los requisitos de información legal de la ley 31/2014 en el que se informa además sobre la recaudación fiscal por región. Inditex señala también que FTSE for Good les ha seleccionado como empresa líder en transparencia dentro del sector de la moda. Desde nuestro punto de vista, aunque no sea estrictamente obligatorio, la empresa debería hacer un esfuerzo y publicar, independientemente de que no lo haga el resto de transnacionales del sector, la fiscalidad país a país. 

Adquisición de viscosa contaminante

En 2017 la Fundación Changing Markets hizo un estudio detallado sobre la producción contaminante de viscosa en diversos países: Indonesia, China e India principalmente. El informe dice que durante el estudio Inditex fue una de las empresas más transparentes en el estudio. Sin embargo esa transparencia no implica que sea una de las que genere menor impacto y de hecho constata que contratan a proveedores implicados en casos de contaminación. La empresa informa que se ha adherido a la iniciativa Canopy en 2014, que audita a los 10 principales productores de Viscosa del mundo para garantizar sostenibilidad de la producción. Bajo nuestro punto de vista, la iniciativa Canopy 2014 no está dando suficiente información sobre su actividad, sin embargo valoramos muy positivamente el compromiso de Inditex de elminar en 2018 a las empresas proveedoras que no cumplan estándares mínimos de Canopy.

Caso Bravo

El propietario de una empresa proveedora de Inditex en Turquía, denominada Bravo, se dió a la fuga con el dinero de la empresa y sin abonar las nóminas a los trabajadores. Según Clean Clothe Campaign, los saldos debidos ascendían a unos 600 mil euros. Actualmente este empresario está en búsqueda y captura. . Según las explicaciones de la empresa, la fábrica producía mercancía para Inditex, Next y Mango. La mayor cliente de las tres empresas, era Next. Entre las tres empresas se creó un fondo de solidaridad y se llegó a un acuerdo con el sindicato por el que se distribuye el montante de este fondo (más o menos por la mitad del importe que menciona Clean Clothe Campaign) mientras el caso sigue en su curso procesal ante los tribunales de Turquía. Según Clean Clothe, las indemnizaciones no han cubierto las reclamaciones de los trabajadores. Desde nuestro punto de vista la empresa, al menos junto con la otra española Mango, debería haber actuado antes y haber asumido mayor responsabilidad, visto además que el total de indemnización con respecto al volumen de la compañía es insignificante, y en todo caso posteriormente reclamar la responsabilidad al resto de transnacionales involucradas en el asunto. 

Derechos laborales en Asia

En los últimos años, la empresa no se ha visto envuelta en controversias por vulneración de derechos humanos ni en la propia plantilla ni en la de empresas subcontratadas. Valoramos muy positivamente el acuerdo marco firmado entre la empresa y el sindicato global Industriall. Sin embargo señalamos tres cuestiones fundamentales: la primera dar mayor transparencia al seguimiento del acuerdo, dotar de más recursos al equipo de coordinación del acuerdo para la inspección socio-laboral en las fábricas de la cadena de suministro y finalmente un compromiso por incrementar los salarios más allá del cumplimiento estricto de los convenios laborales para permitir un nivel de vida digno a los trabajadores de la cadena de producción de la empresa.